RESUMEN MURALES

2017

  • Junio 2017, Mampujan, Maria Labaja, 15 personas entre adultos y niños
  • Junio 2017. Libertad, San Onofre, 20 personas adultas y varios niños. Indirectos?
  • Julio 2017. Pichilin, Morroa, 20 personas en su mayoría mujeres
  • 2017. Santo Domingo de Mesa, 40 personas adultas.
  • Octubre 2017. San Cristobal, San Jacinto. 22 personas en su mayoría mujeres.
  • Noviembre 2017. Sembrandopaz. 20 personas.

2018

  • Junio 2018. San Jacinto, aquí participaron 9 adultos hombres representantes de los corregimientos de San Jacinto. Miembros del Ágora Ciudadana.
  • Diciembre 2018. San Juan Nepomuceno. Durante el II festival de reconciliación y paz. 25 personas representantes de los municipios de Montes de Maria.

2019

  • Marzo 2019. Lazaro, El Carmen de Bolivar, 12 mujeres de diferentes veredas.
  • Julio 2019. Zambrano, 18 mujeres.
  • Agosto 2019. Coloso, participaron 16 entre reincorporados de las FARC y población.
  • Diciembre 2019. San Onofre. 15 jovenes, en el marco del III Festival de Reconciliacion y Paz.

CORDOBA . Mural con mujeres victimas de violencia sexual.

 

Taller Dibujo y Pintura

Verruguitas                               30 personas

Brisas                                           50

Pichilin                                         30

Total                                            110

 

Taller Arte reciclado

Corregimiento Macayepo, El Carmen Bolivar                                            30

Vereda La Cansona, Corregimiento  Caracoli, El Carmen Bolivar        30

Corregimiento Brisas del Mar, Municipio Morroa, Sucre                      28

Corregimiento Pichilin, Municipio Morroa, Sucre                                    32

Corregimiento San Cristobal, Municipio de San Jacinto, Bolivar         20

Corregimiento Caracoli                                                                                       15

Raizal                                                                                                                          10

Total 165

MURAL “SAN ONOFRE NUESTRA HISTORIA RENACE A TRAVES DE LA CULTURA Y EL ARTE”

Municipio San Onofre, Departamento Sucre, Colombia.

Durante los días  5 y 6 de diciembre se celebró el III Festival de Reconciliación y paz, organizado por el Espacio Regional de Construcción de Paz de Montes de María que representa alrededor de  cuarenta procesos de la sociedad civil y el movimiento social monte mariano, integrados por cerca de 200 organizaciones de base comunitarias, campesinas, afro descendientes, indígenas, de víctimas, de mujeres, de jóvenes, y movimiento LGBTI.

El festival es un espacio creado para la reconciliación donde confluyen para el dialogo personas que fueron actores armados ilegales, y personas que confluyeron en la lógica del conflicto y las víctimas.

Durante 3 días un grupo 15 de jóvenes de San Onofre se reunieron para exponer sus ideas personales y entre todos contar una historia de vida.

Se les pregunto qué quieren que cuente el mural que crea que es importante que todos conozcan? Cada uno fue haciendo sus dibujos con lápiz y papel.

Posteriormente cada uno fue socializando  el significado de sus ideas al grupo participante.

Screenshot_9Screenshot_10

Después pusieron parches de colores al lienzo en blanco con el objetivo de perder el miedo de pintar y darle mayor textura al mural que iban a pintar.

Los jóvenes estaban muy animados, bailaban, cantaban pero siempre sentían la inseguridad por sus capacidades a poder pintar.

Una vez el relato fue convenido por el grupo, empezaron a poner las ideas en el lienzo.

Ya para el segundo día, estaban más animados, y hablaban unos con otros y seguían cantando y bailando.

Finalmente, eligieron quien relataría el contenido del mural.

Los jóvenes comienzan rememorando como vivían hace muchos años, sobre todo en los años en que los grupos armados controlaban su municipio, donde la situación de los pobladores y sobre todo de las mujeres era muy precaria.

Expresaron que han vivido el racismo donde los que no eran de la misma raza (color) no eran amigos, afortunadamente eso ha ido cambiando por lo que lo representaron como dos jóvenes una rubia y una afro caribeña abrazándose en señal de aceptación.

Hicieron un hermoso rio que atraviesa todo el paisaje, que comienza como un rio de sangre símbolo de las personas que han muerto durante estos años, y poco a poco va transformándose en un rio transparente que desemboca en el lecho marino.

Expresan en sus dibujos la preocupación por el consumo de drogas por parte de algunos jóvenes, que no tienen alternativas de trabajo y estudio.

Al centro en el medio pintaron lo que para ellos debería ser San Onofre: limpio, tranquilo y en paz.

Tienen mucha preocupación sobre el deterioro ambiental, están perdiendo especies marinas y los bancos de coral producto de la contaminación.

Dibujaron al centro un lugar donde se apoya la música, para darles la oportunidad a los jóvenes de expresarse a través del canto.

Quieren un municipio donde haya inclusión a la diversidad cultural, de género, religión. Expresan que la mujer es considerada que solo sirve para parir pero que están demostrando que están proponiendo, creando ideas,

Así lo relatan:

“Comenzamos el mural con esta imagen cuando la guerrilla desplazo a nuestro municipio y las comunidades se tuvieron que desplazar causando que las familias fueran muy infelices. Se derramo mucha sangre, este rio aquí la parte roja, representa la sangre que se derramo en nuestro municipio.

Aquí este signo quiere decir que anteriormente no existía la equidad entre los hombres y las mujeres. Que las mujeres simplemente se creían o se decía que eran para estar en la casa cuidando los niños y el hombre era el que trabajaba. Otras cosas en la que no había igualdad entre los hombres y las mujeres era que los hombres tenían derecho a tener hasta cinco o siete mujeres y la mujer solo tenía derecho nada más que quedarse en la casa cuidando a su marido.

Continuamos acá con esta imagen con el racismo: cuando una persona blanca no se hablaba con una persona morena, o simplemente se discriminaban por la estructura de su cabello. Más sin embargo hoy en día ya se creó una reconciliación.

Y como pueden ver aquí todos somos diferentes, sin embargo nos unimos con la fuerza del amor para poder crear este hermoso mural que hoy nos representa a nosotros como comunidad, como comunidad, como San Onofre y dejando a un lado todas esas diferencias.

Luego continuamos con el presente y nuestra juventud san onofrina, nos estamos enfrentando a una grave problemática en el municipio de San Onofre ya que nuestra juventud como no tiene oportunidades cuando termina el bachillerato tienden a irse por los caminos de la drogadicción y las sustancias psicoactivas; eso está haciendo que nuestros jóvenes en vez de plantearse en un futuro para hacer de nuestro municipio mejor, lo que está pasando es que se están perdiendo en el camino de la drogadicción.

Esta parte refleja nuestro medio ambiente como creemos que esta. En este momento quiero hacerle un llamado a todos los que estamos aquí, es que sino cuidamos nuestra tierra no nos estamos cuidando a nosotros, no debemos simplemente pensar en nuestro presente, sino que le dejamos a las personas del futuro.

Entonces el llamado es que cuidemos el ambiente, no tiremos las basuras en el piso porque no solo nosotros, también estamos perjudicando a las generaciones futuras.

Esto aquí (arriba del mural) representa a las hermosas playas que tiene el  municipio de San Onofre, también se está viendo que con la contaminación ambiental se están desapareciendo algunas especies como el cangrejo azul y aquí pintamos el barco que representa el medio de transporte que usan muchas personas.

Y esto representa (al centro) es de lo más hermoso que tiene el municipio de San Onofre que es el arte y la cultura, lo que nos representa a nosotros. Hay jovencitos que tienen un talento impresionante para cantar, muchas veces se desmotivan cuando nosotros como comunidad no le damos el valor que se merecen y que quizás en vez de apoyarlo lo que hacemos es criticarlo y no nos damos cuenta que quizás con nuestras palabras herimos sus sentimientos, hasta bajamos su autoestima.

Entonces cual es el llamado: que cuando los jóvenes tengan sueños no se los destruyamos, ayudémosle a que esos sueños se vuelvan más grandes, porque los jóvenes no somos el futuro del país, también somos el presente y tenemos que ser conscientes de eso. Aquí en San Onofre hay algunas organizaciones que apoyan a los jóvenes que se dedican a la música.

También tenemos música tradicional, como es la cumbia, maple y el bullarengue, que es nuestras raíces, de dónde venimos, la cultura que nos identifica y a través de eso podemos generar paz, porque cuando a nosotros se pone a sonar un tambor, no tenemos que ver si el que está al lado es moreno, blanco, tiene el pelo duro, lo tiene suelto, simplemente nos colocamos a bailar y a través de eso se refleja la paz y la unión que existe en el municipio.

Acá está el logotipo de la Plataforma Municipal de Juventudes, esta parte se la quiero dejar a mi compañera Sandra para que ella la explique con más profundidad.

Sandra explica: “Soy del corregimiento de Verrugas y lidero el proyecto Voces de mi tierra con sentido social. Esta historia que quisimos mostrar aquí es la historia de la mujer montemariana, de la mujer afro que por mucho tiempo la miraron solo que la mujer solo servía para procrear, para tener hijos, hoy día y a través de la historia le estamos demostrando a todos, que la mujer negra, que la mujer afro, la mujer montemariana más allá de tener hijos, es una paridora de ideas, de construcción de paz, de deportes, una mujer que ha luchado por mantener y llegar a la equidad de género, que lucha por mantener unido su territorio en lo local y desde ahí construir territorio a nivel nacional.

Por acá queremos mostrar un poco de la diversidad. En los Montes de María y el territorio san onofrino se sueña con un territorio que tenemos cabida para todos, sin discriminación, aquí hay oportunidad y espacio para las personas que piensan diferente, para las que creen de manera diferente, para la población LGTBI, para todos.

Por este lado (abajo y derecha del mural) hicimos una alusión al cristianismo, al catolicismo. Acá (en el centro y a la derecha del mural) esta nuestro logo de la Plataforma Municipal de Juventudes, donde está integradas organizaciones de jóvenes que quieren romper cada día esos paradigmas, pero para eso necesitamos formarnos, por eso es que tenemos aquí como un libro, porque estamos seguros que para llegar al poder primero hay que adquirir conocimiento. Luego están estas cadenas que se rompieron representan cada paradigma que como jóvenes y desafortunadamente el auto centrismo ha querido imponer. Con nuestros esfuerzos, con nuestras acciones vamos a romper cada uno de esos centrismos.

Por acá abajo y a la derecha soñamos con un mar, donde la diversidad coralina haga el procesado natural, pero todo esto sabemos que lo hacemos con el compromiso y el trabajo de todos, articulándonos. Articulando los procesos es la mejor forma de llegar a nuestros territorios soñados.

Por eso hoy queremos darle las gracias a Sembrando paz que nos ha hecho el acompañamiento, cada uno de estos jóvenes hicimos con amor este mural. Entonces para ustedes con mucho cariño, muchas gracias y a las mujeres monte marianas un gran abrazo!

Screenshot_11

Los participantes, estaban muy emocionados desde temprano, llevaron el mural por la calle con gran orgullo, se colocaron frente a los asistentes y revelaron el mural que rompió con un gran aplauso. Muchas personas los felicitaron.

Cuando hicimos la evaluación el día anterior dijeron que en 3 días habían conocido a muchos amigos, que no sabían que pensaban igual que ellos,  que la percepción que tenían de cada uno había cambiado enormemente, que cuando les explicamos el proceso del mural, cada uno creía que no iba a ser capaz de poder hacerlo, pero que estos 3 días demostraron lo contrario.

Screenshot_12

INFORME NARRATIVO MURAL “LAGRIMAS, ESPERANZA Y PAZ” ZAMBRANO, BOLIVAR, COLOMBIA

Zambrano es un municipio de Colombia, situado en el norte del país, en el departamento de Bolívar, a orillas del río Magdalena. Se sitúa a 168 km de la capital del departamento, Cartagena de Indias.

Este municipio fue desde la era primitiva, un pueblo muy ligado al río magdalena como punto de transacciones mercantiles hacia la Región de los Montes de María a lo largo y ancho del río y con una mano de obra dedicada mayormente a la pesca y a los muchos oficios que este medio natural proporcionaba. (Fuente: Wikipedia)

Actualmente Zambrano, es un pueblo que está tratando de recuperarse de las secuelas de la violencia generada durante el conflicto interno.

En julio de este año fuimos invitadas a participar en la elaboración de un mural colaborativo con 18 mujeres de la localidad.

 

Screenshot_13 Screenshot_14

 

El mural comienza contando de la vida cotidiana en el campo cuando vivían con sus familias de la pesca y la agricultura, eran tiempos de paz y tranquilidad cotidiana. Tenían un ferri donde transportaban personas, vehículos y las mercaderías.

Pintaron también una fábrica de jabón que existía en ese momento. Las familias vivian unidas. Había lugares para la recreación de los niños.

El jarrón color magenta simboliza el quiebre, como se rompe con la violencia toda esa paz que se vivía, con la violencia las familias fueron separadas, el jarrón roto es donde están concentrados todos los recuerdos de la violencia del conflicto, ya pasando hacia el centro del mural pintaron la figura de una familia que quieren volver a unificar para tener estabilidad en sus vidas.

Screenshot_15

Ha pasado poco tiempo que las acciones violentas se han silenciado en ese lugar, ahora están intentando  reactivar la economía que se encuentra muy deprimida, la gente está volviendo a sus lugares, en el futuro expresan que quieren tener una ambulancia para que pueda auxiliar a los enfermos y llevarlos al hospital, tener una universidad donde los jóvenes estudien y no tengan que irse del lugar, quieren tener viviendas permanentes, piensan en reactivar la vida económica del lugar dándole vida de nuevo al rio Magdalena.   En el Están dándole vida a la reactivación de la música, los bailes, que la gente pueda trabajar su tierra  en paz y sin miedo.

Screenshot_16 Screenshot_17 Screenshot_18 Screenshot_19

“Bueno esto nos deja una enseñanza a cada una porque siempre decimos yo no puedo. A mí se me dificulta bastante porque muchas de las que pintaron ahí de pronto fueron al colegio, yo nunca fui a un plantel educativo y de pronto se me dificultaba, nosotras podemos aprender de los demás y otra de despejar la mente y todos los días estamos en una monotonía en nuestro hogar y es bueno de salir como estamos aquí integradas riéndonos, sanamente y esto nos deja una enseñanza de que SI PODEMOS y que uno no puede decir siempre yo no puedo. Si somos capaces de hacer esto cuanto podemos hacer UNIDOS. Porque lo hermoso es que somos una comunidad, que cada quien ayuda a cada quien, cada una aporto su granito de arena, a mí me dejo una enseñanza de liberación.

De pronto nosotras venimos cargadas, esto nos ayuda a expresar, a dejar salir lo que nos hace daño, y yo he aprendido mucho, lo he gozado, y espero que no sea la última vez”

Las mujeres estuvieron muy comprometidas con el desarrollo del proyecto, lograron enfrentar su dolor, y finalmente terminaron más hermanadas que nunca.

MURAL LAZARO

Durante dos días, un grupo de mujeres de Lázaro, La Cañada, La Pita y Camaroncito del Municipio de El Carmen, Departamento de Bolívar, Colombia se reunieron para elaborar un mural colaborativo.
Llegaron desde muy lejos la mayoría, se juntaron 15 mujeres adultas y jóvenes y comenzaron a tejer las ideas de manera personal y después juntaron todas las ideas
La narrativa del mural comienza contando como era la vida en ese lugar, se vivía del cultivo y comercialización del aguacate. Las familias consideraban su cultivo como patrimonio agrícola y mantenían su economía familiar.
“Habían tantos arboles de aguacate que cuando caminábamos siempre íbamos bajo su sombra”. Intercambiábamos nuestro producto con el de otras localidades.
Cuando llego la guerra a sus lugares, sufrieron bombardeos y tuvieron que abandonar sus casas y refugiarse en otras localidades. Se sentían acechadas, inseguras. Contaban una de ellas que cuando tenían que pasar por la Cansona cuando regresaban de la escuela, las registraban los soldados. Parte de sus familias emigraron por temor a otros lugares fuera de Colombia, y hasta este año lograron contactarse.
Los cultivos empezaron a deteriorarse y se perdieron miles de hectáreas, nuestra economía se vino abajo y actualmente están tratando de recuperarlos, consideran que la tierra esta envenenada “nos mataron el cultivo de aguacate, ahora la tierra ya no produce.
Los ríos al igual que los cultivos sufrieron mucho, actualmente en ese lugar no hay agua suficiente, para ellas es urgente reforestar el lugar.
Ellos quieren volver a recuperar el caudal del rio, para tener sus cultivos y sus hijos puedan bañarse y divertirse. Quieren que la gente conozca el lugar.

 

image1 image2

 

MURAL “MONTES DE MARIA DE LA MEMORIA A LA DIVERSIDAD Y LA RECONCILIACION”

Durante los días 2, 3,4 y 5 de diciembre se reunió en el marco del II Festival de la reconciliación en San Juan Nepomuceno un grupo de personas de las comunidades de Montes de María (entre los departamentos de Bolívar y Sucre, Colombia) para entre todos dialogar, ponerse de acuerdo y elaborar un hermoso mural.

Las comunidades participantes son de Morroa, San Jacinto, San Juan Nepomuceno, San Onofre, Zambrano, Marialabaja, Alta Montaña, El Carmen de Bolívar, Tolú Viejo, Coloso y 2 ex combatientes de la FARC.

image3

El mural inicia relatando parte de la vida cotidiana, cuando la gente vivía en paz, con sus casas, animales domésticos, los árboles y los cultivos, los jagüeyes (represa) y arroyos, pilaban el arroz (desgranar), hasta que un día llego la violencia a sus vidas.

En las imponentes montañas de  los Montes de María rodeada de mucha vegetación se encuentran bajo la sombra de los arboles como testigos mudos, muchas cruces que representan las 15 personas que murieron en la masacre de Los Guáimaras (2002), los 11 jóvenes de Tolú Viejo y los guerrilleros muertos por los paramilitares, y en general toda la violencia sufrida en los Montes de María; siguiendo con el relato está el árbol de las lágrimas de dolor por los que sufren las consecuencias de la violencia, el rostro de una mujer que simboliza el dolor con muchas grietas y la transformación hacia la búsqueda de la paz espiritual y la alegría, en su mano  izquierda representa la violencia  del pasado y en la mano derecha el renacer, la búsqueda de la alegría, el volver a vivir en paz.

 

image4

En la parte de arriba del mural se encuentra el ave llamada Mochuelo de la región de Montes de María, muy cerca esta una paloma blanca que representa la paz.

Abajo del mural hay 2 figuras que representan parte de la cultura de Morroa: la danza y el músico del Pito Atravezao, luego hay una imagen que representa el dialogo y la reconciliación entre las personas en el proceso de paz y las artesanías de San Jacinto.

A lo largo de las historias del mural está presente el Rio Magdalena y en el futuro quieren una carretera que ayude a la interconexión de las comunidades para poder comercializar sus productos.

Descendiendo desde las montañas vemos el arcoíris que representa la diversidad de género, sexo, cultura, ideología, en la parte superior del rio se encuentran los colores del Movimiento trans sexual de la región.

image5

Desde las montañas desciende el rio hasta los cultivos de coco, los manglares y el mar, donde podemos ver la pesca artesanal. En el futuro quieren desarrollar esta zona con el etnoturismo y rescatar el cultivo del ñame criollo.

Las personas participantes no se conocían en su mayoría, llegaron muy tímidos, pero cuando empezaron a socializar sus ideas, el ambiente empezó a ser más relajado entre ellos.

image6

El mural fue tomando forma, las risas y el compañerismo empezaron a aflorar, todos se ayudaban unos a otros. Cada noche regresábamos al hotel todos juntos. Maira una de las participantes fue la encargada de presentar el mural a los presentes, cuando termino las personas la aplaudieron con mucho entusiasmo.

En el grupo participo una mujer trans, el grupo se relacionó con ella con mucho respeto y confianza.

Los dos hombres de la FARC fueron muy respetuosos, amables y colaboradores con todo el grupo.

Nos sentimos muy satisfechas, cada mural es un nuevo aprendizaje y otro grupo de amigos y amigas que vamos conociendo.